miércoles, 9 de octubre de 2013

----CUANDO TODO FLUYE MEJOR CON EL APOYO DEL GOBIERNO. SOBRE LA I FERIA NACIONAL DE LITERATURA Y ARTES "CUMBAZA 2013"

Permítanme escribir este post a título personal. Del 2 al 5 de octubre se realizó en el distrito de Morales, en la ciudad de Tarapoto, en la región San Martín la feria de literatura y artes "Cumbaza 2013". Tuve la suerte de viajar como invitado hasta la calurosa y frenética selva peruana acompañado de la artista plástica y poeta Shila Alvarado, desde Lima.

Esta feria es terriblemente importante (y fluorescente) por varias cosas.

Primero: porque demuestra el compromiso férreo e incansable de los jóvenes tarapotinos, ellos —hartos de cómo se manejan las cosas en su ciudad– no cesaron de protestar por la indiferencia generalizada de sus autoridades hacia la gestión cultural (que la ciudad carezca de biblioteca es una significativa muestra de ello). En efectiva y saludable respuesta, el alcalde de Morales Edilberto Pezo Carmelo decidió gastar el dinero asignado a la cultura por un evento cultural hermoso y efectivo, donde nos reunimos artistas, escritores, editores y músicos de las cuatro aristas del Perú. Aunque se me critique después, no puedo dejar de negar la valentía y el apoyo del alcalde Pezo, pues sin dinero es difícil que eventos como este tengan la magnitud que ha tenido; pero tampoco puedo negar que sin el empuje y compromiso de la sociedad civil (en este caso, de los más jóvenes) "Cumbaza" hubiera sido de cartón o, en realidad, nunca hubiera existido.

Segundo: porque la Amazonía —tantas veces olvidada y ninguneada por lo oficial en el Perú— comienza a cobrar un insólito protagonismo y se convierte poco a poco en el centro, desde donde se irradia la reflexión y el conocimiento. Con unas culturas tan luminosamente vivas, con tantas lenguas habladas en su territorio, es ya momento que este tipo de ferias se vuelvan sostenibles y nos vean envejecer.

Tercero: porque demuestra que Tarapoto es una ciudad con sed de cultura. Pude ver (en mi incontables recorridos desde el hermoso hotel hasta el distrito de Morales) la cantidad de murales y poesía en las calles, entre los árboles y las ágiles motos.

Cuarto: porque esta feria ha sido una apropiación no sólo del espacio simbólico, sino también del espacio público, con apoyo del estado, a través del arte. Tarapoto, creo, no tiene una librería que le ofrezca a los ciudadanos literatura no comercial y, por lo tanto, importante para el desarrollo de sus corazones y almas. Al finalizar la feria, con un potente concierto musical de fondo, los jóvenes tomaron una glorieta de la plaza y se expresaron con un sinnúmero de pinturas. Espero que estas obras sean la muestra tangible de que es posible hacer gestión cultural desde el gobierno, con responsabilidad y de la mano de los más jóvenes.

Ojalá, lo digo sinceramente, que otros gobiernos locales y regionales sigan el ejemplo del alcalde Pezo; que otros gobiernos locales y regionales se den cuenta que si no invierten en cultura están construyendo una ciudad sobre burbujas pestilentes que un día explotarán y nos condenarán al vacío, que Cumbaza —lo repito— nos vea envejecer y que la selva reviva en el imaginario de todos los peruanos y peruanas como un territorio vital.

Quinto y último: Porque los amigos y amigas que le regala a uno la literatura son inmensamente ricos: con el corazón inmenso, con una inteligencia y una sensibilidad interplanetaria. Porque así se debería construir este mundo, con atentados de amor. Con amor.

Entonces, a tod@s los responsables de lograr tremendo éxito, les felicito y, sobre todo, les agradezco.
A tod@s l@s amig@s (los nuevos y los que ya están en la vida de uno) les agradezco y les quiero infinitamente.


Jorge Alejandro Vargas Prado


A continuación fotos tomadas de la página de Facebook del evento tomadas por Marlon del Águila Guerrero: